jueves, 28 de marzo de 2013

Es Tiempo de Nísperos

No hace ni un año que Rusos Blancos nos alegraron la existencia con un genial EP titulado ''Hijo Único'' y ahora arremeten con un nuevo LP que les consolida como uno de los grupos más interesantes en la escena indie española actual. 

''Nos enamoramos en la clínica de venéreas'' es la primera frase con la que comienza el nuevo larga duración de Rusos Blancos. Frase marca de la casa que señala la dirección que toman en general las letras del disco; muy en la línea de su anterior EP, aunque en esta ocasión parece que Manu Rodríguez intenta ahondar en situaciones más personales y cotidianas en un álbum en el que podemos encontrar un hilo conductor que enlaza todos los temas. Desamores, amores imposibles, las dificultades de la vida en pareja o de la vida en general... con una temática así de cotidiana, esta especie de Woody Allen a la española nos da en qué pensar. A través de su ironía y dobles sentidos cuando escuchamos cosas como ''tengo tanto miedo a la muerte que no soy feliz estando vivo'' nos damos cuenta de que las letras de este disco pesan, y profundizan en lo personal. 

El sonido, eso tan importante y que no todos los grupos tienen en cuenta, en este nuevo disco de los Rusos respira naturalidad. Parece que lo han cuidado, no con mimo, sino más bien parece que no albergaban otra posibilidad más que la naturalidad de sus instrumentos, los del estudio de Paco Loco y sus propias voces. Desde los trémolos y piano Rhodes en ''Dudo que el amor nos salve'' a guitarras españolas e instrumentación caribeña en ''Bonito Cortejo'' muestran que han usado una paleta de colores muy llamativa y atractiva que sin duda aporta personalidad al resultado final. En ocasiones haciendo alguna referencia a artistas contemporáneos como La Bien Querida en la atmosférica ''Playa de Locos'' o a Señor Chinarro en la espesura de ''Algunas cosas sobre mí que aprendí estando contigo''. Y sin olvidarnos de los preciosos coros de Elisa Pérez, desde mi punto de vista esta chica tiene una voz adictiva, siempre espero con ansia el ''eres mono, bastante divertido pero aún así no quiero nada contigo'' en el pasado EP o la parte coral en ''Dudo que el amor nos salve'' entre otras. 

Diría que ''Tiempo de Nísperos'' huele como un rico chicle Bobbaloo de fresa muy muy sabroso y blando, aunque su jugo afrutado no nos dura tanto como quisiéramos en la boca. Pues sus colores y aromas son intensos pero, desde mi punto de vista, en ''Tiempo de Nísperos'' no se ha tratado el concepto ''canciones'' de forma tan profunda como hicieron en ''Hijo Único'' donde se sucedía temazo tras temazo. En esta nueva entrega se echa en falta algún otro tema igual de redondo que acompañe a los enormes ''Baile Letal 3'' y ''Dudo que el Amor nos Salve''.

El disco sale a la venta en formato físico el próximo 2 de Abril aunque ya se puede escuchar en Spotify.

Por otro lado, los Rusos Blancos comienzan dentro de poco una gira de presentación del disco. Aquí las fechas:

Viernes, 12 de abril: Toledo (Sala Pícaro)
Sábado, 13 de abril: Segovia (Beat Club)
Miércoles, 17 de abril: Madrid (Sala El Sol)
Viernes, 26 de abril: Barcelona (Sala Slow)
Sábado, 27 de abril: Zaragoza (Sala La Ley Seca)
Jueves, 23 de mayo: Santiago (Sala Ultramarinos)
Viernes, 24 de mayo: Pontevedra (El Pequeño Karma)

Yo el de Madrid no me lo pierdo. Además después del concierto continuarán con la fiesta pinchando en el Fotomatón Bar. Y como no hay aún ningún videoclip nuevo o algo que se le parezca os dejo con el ''diario de grabación'' de Tiempo de Nísperos.  

by Francis





   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada